Colegio Bilingüe Abraham Lincoln

Historia

El Colegio Bilingüe Abraham Lincoln fue fundado en julio de 1955, por los esposos Rafael y Charlotte Samper Alum y la madre de Charlotte, Mrs. Eleonor F. Henderson, quien fue su primera rectora (1955 – 1961).

Su primera sede fue una casa situada en la esquina suroccidental de la calle 77 con carrera 7ª. El año siguiente (1956) se trasladó a dos casaquintas grandes ubicadas sobre la carrera 7ª con calle 78. Estas quintas se llamaban Montiel y Estambul.

Actualmente, la institución cuenta con tres sedes: la de preescolar, ubicada en el barrio San José de Bavaria, y las de preescolar y bachillerato, ubicadas sobre la calle 170.

El Colegio adopta el nombre del expresidente norteamericano Abraham Lincoln, como símbolo de los valores que impulsó, especialmente, el de la inclusión y reconocimiento de la dignidad humana de todos los hombres y todas las mujeres. De allí que se le asocia por su liderazgo en favor de la libertad, desde donde se exalta a la humanidad como una realidad diversa de valor supremo.  

Por ello, desde su fundación, la familia Samper Alum soñaban con un colegio con una filosofía que le permitiera adaptarse fácilmente a los cambios: cercano a las diversas culturas, con el manejo de varios idiomas, ecuménico.

Historia

En 1963, un grupo de padres, por iniciativa de los fundadores, asume el reto de garantizar la continuidad del colegio mediante la construcción de un esquema académico y administrativo. De allí nace la actual Corporación Abraham Lincoln, propietaria del colegio que lleva su nombre, la cual está conformada por todos los padres de Familia que tienen sus hijos matriculados en la institución.

Pasado el tiempo, y ya siendo evidente la consolidación de todos los procesos académicos, formativos y administrativos del colegio, la institución decide certificar su Sistema de Gestión de Calidad bajo la norma ISO 9001, lo cual consolida en el año 2008, teniendo como cultura y meta la mejora continua.

Desde su fundación, el colegio ha mantenido abiertas sus puertas de manera ininterrumpida, cosechando grandes logros, todos en favor de la educación y formación de sus estudiantes, conservando su ideal filosófico en pro de la igualdad y el respeto por la diferencia, brindando una educación de calidad, con alto nivel académico certificado por las pruebas de Estado, las evaluaciones externas de idiomas y los resultados de los exámenes de Bachillerato Internacional (IB) que presentan sus estudiantes de último grado.